domingo, 30 de octubre de 2011

Las nubes no son de algodones y las depresiones son maldiciones.
Te va distrayendo, te enrosca,
te lleva y te come.
Te lastima y no perdona y en algún lugar te roba la cara,
la sonrisa, la esperanza, la en las personas.
Solo, como un pájaro que vuela en la noche
libre de vos...pero no de mí
vacío, como el sueño de una gorra
lleno de nada, sin saber donde ir.
Duro como un muerto en su tumba que murió de miedo,
por el valor de vivir.

1 comentario:

  1. Es sorprendente que ademas de ser tan inteligente, divertida y escuchar tan buena música, seas tan linda.

    ResponderEliminar